5  pasos para crear una infografía

Hacer una infografía no es nada sencillo, si es que quieres hacerla a la altura de un verdadero experto en content marketing para tu compañía. Sin embargo, tampoco significa que un principiante no pueda llegar a lograr una infografía presentable. Lo que se necesita, como en todos los temas de marketing digital, es pasión por lo que haces, de otro modo, será casi imposible. Hoy Contenidos La Máquina preparó un receta de 5 pasos para hacer un infografía. Si al final de la mezcla tu platillo ha resultado exitoso compártelo con otros adictos del marketing de contenidos.

Paso # 1 – ¿Una idea?

Es el paso más sencillo. Porque ¿acaso cuántas ideas tenemos a diario los seres humanos? Millones. Y si se trata de tu compañía o del lugar donde trabajas, las ideas sobre los temas diarios pueden ser abrumadoras. Sin embargo, necesitas más que una simple idea. Necesitas una idea que resuelva algo en tu audiencia. Por ejemplo, si tu compañía vende muebles, puedes resolver como armarlos o limpiarlos con una infografía. La mayoría de tus clientes querrán que les expliques ¿cómo hacerlo? De manera sencilla. Bien dice la frase:

“Un hombre sin ideas es un hombre sin futuro…” “Una compañía sin ideas…”.

Paso # 2 – Lo que el público necesita

En el mejor sentido de la frase, “el cliente siempre tiene la razón” pues está bien que te lo tomes así. Los clientes, (tu audiencia) sabe bien qué necesita antes y después de comprar tu producto. Escuchar a la audiencia y dirigir tu idea hacia ella hará que los siguientes pasos de esta receta sean realmente más fáciles. Además, debes evaluar en donde está tu audiencia, si lo está en redes sociales o en la web necesitas un formato digital, si es que son jóvenes o adultos contemporáneos. Sin embargo, si tu audiencia está concentrada en los puntos de venta, bueno necesitas contenidos especiales y adaptables para tus segmentos.

Paso # 3 – Ser creativo y ordenado

Pues sí, ser creativo no implica ser desordenado. Así que lo mejor es que prepares una estructura, hablemos de un ‘boceto’ que te permita aterrizar la idea que tienes con respecto a la audiencia y los medios para divulgarla. Esta es quizá la parte fundamental, haciéndolo bien, tendrás la seguridad de fallar menos en los siguientes pasos. Dicen por ahí que “si sabes para dónde vas; llegas más rápido”. Cuando prepares la estructura hazte preguntas como estas: ¿Qué narrativa es la adecuada? ¿Qué hilo conductor sigue? ¿Resuelve un problema de mi cliente?

Paso # 4 – Investiga pero no solo en Google

Por lo que más quieras investiga y cuando hablamos de investigar no estamos imaginándonos que abras Google y escribas ¿Cómo armar un mueble? ¿Cómo hacer salsa de tomate? No. Aunque Google es el buscador más potente del mundo, se supone que tu compañía tiene conocimiento sobre lo que hace. ¿No? Así que tus fuentes están a la vuelta de la oficina y no necesariamente a un clic. Investiga con el departamento de compras, el de diseño, el gerente información que alimente tu infografía. ¡Vamos levante del asiento y pregunta!

Paso # 5 – Diseñando y publicado en 1,2,3… Acción

Tuviste una idea, la enfocaste a tu audiencia, creaste un boceto sobre tu infografía, investigaste cuanto te fue posible sobre este tema en tu compañía, felicitaciones tienes el 50% del trabajo realizado. Lo que viene es elegir la mejor vajilla para servir tu plato de receta para crear infografías. Si no sabes diseñar, existen herramientas como Infogr.am, Visual.ly, Easelly, y Piktochart, haz muchas pruebas, pide opinión y trabaja duro. Si no tienes tiempo, lo más indicado es pagarle a profesionales para hacerlo. No escatimes comentarios en diseño, colores, tipografías, ilustraciones e iconos. ¡Necesitas que la gente vuelva por más!

¿Te gustaron estos 5  pasos para crear una infografía? No seas envidioso(a) compártelo en tus redes sociales. Existe el Karma 2.0.

¿Quieres saludarnos? hola@contenidoslamaquina.com

Pasos para crear el mejor contenido de marca

Si tienes claro cuál es la identidad de tu marca tienes la mitad del trabajo adelantado. Necesitas conocer qué tono tiene tu marca, si eres el experto tradicional o si en cambio quieres innovar con tu lenguaje para llegar a nuevos públicos. ¡Debes tener claro qué es lo que tu marca quiere decirle al mundo!

Cuando tengas esto, viene saber ¿por qué?, ¿dónde? y ¿quién? eso quiere decir que debes definir el tema de tus contenidos, con un objetivo claro, si vendes mesas, no vende un mueble, sino la experiencia de compartir con otras personas… ¡debes ir más allá de tu objetivo comercial!

Luego viene la tarea de decidir en qué plataformas publicaras tu contenidos. Así bien, tendrás que preguntarte ¿qué tan fácil es acceder a tu propia página web? Si la respuesta es: muy sencillo, lo que sigue es concentrarte en el tipo de audiencia a la que diriges tus acciones de contenido.

¿Sabes? En el marketing de contenidos los resultados no se ven al instante, se requiere mucha paciencia ¿por qué? Bien, no haces amigos de un día para otro, tienes que vivir muchas experiencias para ponerlos en tu lista de verdaderas amigos ¿no? Pues bien, sucede exactamente igual cuando primero buscas audiencias interesadas y no clientes cualquiera.

No lo olvides: identidad de marca, plataforma de publicación y definición de audiencias.

¿Estás listo para empezar? Si te gustó este contenido compártelo con colegas en redes sociales.